Las Flores de Bach sometidas a prueba

 

Con más de un siglo desde que el Dr. Edward Bach descubrió el potencial sanador de las flores, son escasos los estudios científicos que analicen en profundidad la efectividad de las Flores de Bach. Sin embargo existen varias investigaciones que han tratado de verificar las cualidades de estos remedios.

 

Las esencias florales son concentrados que recogen las propiedades curativas de las flores para tratar principalmente trastornos emocionales. El sistema inaugurado por Bach propone que hay ciertos tipos de flores cuya energía es útil para balancear aspectos emocionales que están desequilibrados.

 

En general los métodos de análisis que se han aplicado para los remedios florales han contrastado los efectos de la Flores de Bach con el del efecto placebo (ver artículo La mente y la salud: el efecto placebo), o sea, lo que se ha hecho es darle a un grupo de los participantes del estudio Flores de Bach y al otro grupo un placebo que simula ser este tipo de medicina.

 

Los principales estudios y sus conclusiones son:

 

Weisglas (1979): Este comparó los resultados en pruebas que miden el bienestar y la creatividad en tres grupos, a uno se les administró placebo, al otro una combinación de cuatro Flores de Bach, y al último una combinación de siete Flores de Bach. Ambos grupos a los que se les administraron las Flores de Bach mostraron una mejora en el bienestar y en la creatividad, sobre todo al que se les administró la combinación de cuatro flores. Además se determinó que los resultados eran independientes las creencia de los sujetos evaluados.

 

Von Rühle (1995): Se examinó el efecto de las Flores de Bach en embarazadas con 5 semanas de retraso en su parto. La única diferencia que se encontró entre las mujeres testeadas fue un menor uso de medicamentos y una menor ansiedad en el grupo que injirió las esencias florales, sin embargo los resultados no fueron significativos.

 

Campanini (1997): En este estudio lo que se hizo fue un seguimiento de la terapia psicológica complementada con Flores de Bach. Un éxito total fue logrado en el 67% de los casos, y un 89% tuvo resultados positivos, y la mayoría de estos resultados se obtuvieron durante las primeras 18 semanas. Además, es interesante que aquellos que no tenía confianza en el tratamiento lograron una tasa mayor de recuperación (95%) que los que si tenían confianza (86%).

 

Amstrong y Enrst (1999): A más de cien estudiantes universitarios se les administró Rescue Remedy, junto con placebo para el grupo de control, durante la semana antes de sus exámenes. Las conclusiones de este estudio fueron que no había una diferencia significativa entre el grupo al que se le administraron las Flores de Bach y el de control, Sin embargo esta investigación tuvo una tasa de deserción del 55% y se argumenta que el remedio floral utilizado no fue el adecuado para la situación que se estaba evaluando además que el período de evaluación tampoco fue el más indicado.

 

Walach (2001): Este caso es parecido al anterior, donde a 55 estudiantes se les midieron los niveles de ansiedad frente a los exámenes. No hubo tampoco diferencias significativas entre las Flores de Bach y el placebo, pero en ambos casos sí constató una disminución importante de la ansiedad.

 

Cram (2001a): Esta investigación administró los remedios florales a pacientes con depresión por más de cinco años. Las conclusiones indicaron que en los 3 meses que duró el tratamiento floral (que se usó como complemento del tratamiento alopático en el que ya estaban los pacientes) los puntajes en obtenidos en tests que miden niveles depresión disminuyeron en más de un 50%.

 

Cram (2001b): En este estudio se midió la respuesta al estrés en sujetos administrados con Rescue Remedy, mediante la electromiografía y otros métodos. Los paciente que tomaron el remedio floral mostraron una respuesta al estrés significativamente menor en dos áreas del cuerpo correlacionados con los chakras de la garganta (cervicales) y del corazón (dorsal 6).

 

Mehta (2002): Este análisis incluyó a menores de edad que habían sido parcialmente hospitalizados por Déficit Atencional y Desorden de Hiperactividad. La investigación duró tres meses durante los cuales tres de los niños a los que se les habían dado las esencias florales dejaron de estar hospitalizados y de necesitar medicación. En contraste tres menores del grupo placebo tuvieron que ser totalmente hospitalizados. Sin embargo los puntajes en los test arrojados por ambos grupos fueron poco significativos en sus diferencias.

 

Hyland et al. (2005): El objetivo de esta investigación era correlacionar el efecto placebo y las expectativas, con las creencias acerca de las medicinas complementarias, creencias holísticas y la espiritualidad, en 116 participantes quienes se auto administraron Flores de Bach. Los resultados sólo arrojaron significancia en los resultados correlacionados con la espiritualidad, pero no con las expectativas. Se determinó que los datos obtenidos no fueron consistentes con las explicaciones convencionales del efecto placebo, por lo tanto, los expertos concluyeron no conocer aún el orígen de este fenómeno.

 

Pintov (2005): En este estudio se administró el Rescue Remedy a 40 menores de edad con Déficit Atencional y Desorden de Hiperactividad, durante 3 meses. No se encontró ninguna diferencia significativa entre el grupo que tomó las Flores de Bach y el grupo de control con placebo, sin embargo el estudio concluyó con una deserción del 42%.

 

Para mayor información sobre estos estudios ver "Bach Flower Remedies- An Appraisal of the Evidence Base".  Para otros estudios donde las Flores de Bach fueron estudiadas en relación a la depresión ver "Five Clinical Studies Demonstrate the Effectiveness of Flower Essence Therapy in the Treatment of Depression"

 

Las conclusiones son variadas, hay algunos que piensan que no se ha podido comprobar los efectos de las Flores de Bach clínicamente, y hay otros que ven en estos estudios señales positivas para seguir estudiando el fenómeno.

 

En general es sabido que en cualquier medicamento psicológico el efecto placebo juega un rol importante, de hecho Irving Kirsch, quien hizo un análisis de los datos de ensayos clínicos que la FDA tenía con respecto a seis antidepresivos de última generación llegó a la conclusión de que en sólo 43% de esos estudios había una efectividad significativa de la droga frente al placebo, y que en un 53% de los ensayos el placebo demostraba ser más efectivo.

 

Además todos los estudios realizados sobre las Flores de Bach han sido objeto de mucha discusión porque el desafío metodológico que plantean este tipo de terapias es muy grande, donde es difícil estandarizar los métodos ya que sólo el sistema de Bach incluye 38 esencias diferentes, que se debieran administrar en combinaciones hechas a partir de los desbalances específicos de cada persona.

 

No obstante, dicha estandarización, es necesaria para llevar a cabo cualquier medición objetiva, entonces lo que debiera hacerse es un gran estudio. Mediante una investigación con una muestra importante de sujetos, con diferentes niveles de trastornos, llevado a cabo en el largo plazo, y con la participación de terapeutas florales con experiencia, seguro podríamos ahondar en el fenómeno terapéutico de las flores sin tener que recurrir a metodologías reduccionistas.

 

REFERENCIAS

 

"Bach Flower Remedies- An Appraisal of the Evidence Base". Nelson & Co Ltda. (Nelson), Mayo 2006. EN: http://www.bachcentre.com/centre/research.pdf

 

"Five Clinical Studies Demonstrate the Effectiveness of Flower Essence Therapy in the Treatment of Depression". Calix Vol. 1. EN http://www.flowersociety.org/depression-study.pdf

 

"Flores de Bach". Epistemowikia. Vol. 6, Núm. 4: de octubre a diciembre de 2012 (en curso)Universidad de Extremadura. EN: http://cala.unex.es/cala/epistemowikia/index.php?title=Flores_de_Bach

 

Kirsch, Irving. "Antidepressants and the Placebo Effect". Zeitschrift fur Psychologie. EN: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4172306/

 

Lambert, Craig.  "The Downsides of Prozac". Harvard Magazine.  Mayo-Junio 2000. EN: http://harvardmagazine.com/2000/05/the-downsides-of-prozac-html

Please reload