Una descripción del Biomagnetismo

El Biomagnetismo es una técnica que utiliza imanes para sanar, aunque los imanes han sido usados por mucho tiempo en terapias, lo especial de este método es que usa pares de imanes (uno negativo y otro positivo) en puntos específicos del cuerpo para neutralizar las desarmonías magnéticas que sustentan la enfermedad.

 

El sistema es también conocido como Par Biomagnético, y fue el Dr. Isaac Goiz, un médico mexicano, quién descubrió los principios detrás de esta terapia, hace más de 30 años.

 

A través del estudio de las fuerzas magnéticas en la medicina el Dr. Goiz se dio cuenta de que los patógenos y las disfunciones en el organismo producen cargas magnéticas alteradas en puntos específicos, que se deben a una alteración del pH en el lugar en donde se aloja el patógeno:

 

Defino el par biomagnético como el conjunto de cargas que identifican una patología y que está constituido por dos cargas principales de polaridad opuesta, que se forman a expensas de la alteración fundamental del pH de los órganos que la soportan.

Dr. Isaac Goiz 

 

De esta manera, al localizar estos puntos, que son pares (dos puntos soportan cada desarmonía) es posible usar el magnetismo inverso para reequilibrar el concierto magnético lo que conlleva a un pH balanceado, que a su vez neutraliza el actuar de los patógenos, y equilibra el funcionamiento del organismo.

 

 

Desde estos descubrimientos el Dr. Goiz ha trabajado en una creación de una base de datos de pares biomagnéticos, identificando cientos de pares de variados tipos, algunos de ellos soportan patógenos, otros alteraciones de los tejidos, otros disfunciones glandulares, por lo tanto, con este sistema se pueden sanar distintos tipos de problemas a la salud.

 

De las mejores cosas de esta terapia es que no representa invasión alguna al organismo, no destruye tejidos, no deja residuos químicos, ni conlleva riesgos. Los únicos casos en los que debe practicarse con precaución es cuando hay embarazo o presencia de marcapasos.

 

Así el Biomagnetismo puede ser usado como complemento de casi cualquier tratamiento alopático, excepto en el caso de que haya habido un tratamiento de quimioterapia en el último año.

 

Durante una sesión de Biomagnetismo el terapeuta realiza un rastreo de los puntos en donde hay desarmonía magnética, y luego aplica los imanes de mediana intensidad dejándolos actuar entre 15 y 20 minutos.

 

El número sesiones necesarias va a depender de muchos factores como el tipo de enfermedad o su cronicidad, pero por lo general se recomienda hacer una secuencia de 3 sesiones, una cada ocho días, con lo cual hay una gran mejoría en la mayoría de los casos.

 

 

REFERENCIA

 

"Curar con imanes. La asombrosa terapia del Biomagnetismo". Sergio Córdova director de Centro Ohani. EN: http://www.ohani.cl/biomagnetismo3.htm

 

Please reload